El Estado de California en Estados Unidos está a punto de convertirse en el primer gobierno americano – y posiblemente del mundo – en hacer obligatorio el uso de paneles solares para todas las casas nuevas a partir del 1 de Enero de 2020.