Se calcula que cada mexicano utiliza diariamente poco más de 216 litros de agua siendo que la Organización de las Naciones Unidas establece como límite de 25 a 50 litros diarios por persona.