En México es habitual que los usuarios que piensan en la alternativa de la energía solar crean que es muy costosa, pero en los últimos años los paneles solares con precios accesibles son una realidad, incluso para consumidores particulares en sus residencias.