Cada cambio de horario genera una cantidad enorme de opiniones entre la gente; algunos piensan que es muy bueno, mientras que otras se quejan amargamente de ello.