Después de algunos años desarrollado proyectos de energía fotovoltaica y solar térmica no deja de sorprenderme que en cada uno de los proyectos, las personas involucradas – sean clientes, subcontratistas, colegas o invitados – estén más que entusiasmados de formar parte de ellos.  Tal vez se deba a la novedad de la tecnología en México, o tal vez sea por la emoción de formar parte de la transición energética de nuestro país. No lo sé..