Los paneles solares y las energías renovables representan una alternativa para reducir, tanto los altos costos de la luz como el alto impacto provocado por los combustibles fósiles en el planeta.