Que el mundo funcione totalmente a través de alternativas renovables es completamente tangible y existen países líderes en energías limpias que se han convertido en un ejemplo mundial. No es cuestión de si es posible, es cuestión de cuándo lo lograremos.