Cuando tenemos a la vuelta de la esquina los meses de noviembre y diciembre no podemos dejar de relacionarlos con elementos tales como las vacaciones de invierno, las fiestas decembrinas, las cenas de navidad y de fin de año, los regalos y sobre todo, el aguinaldo.