La energía solar va creciendo a pasos agigantados y se prevé que en 2020 exista un importante repunte de la demanda fotovoltaica a nivel global.