Seguro conoces a personas que están cansadas de pagar grandes sumas de dinero en su consumo de luz, pues estos gastos pueden llegar incluso a cifras de $4,000 o más. Lo peor, es que suben más y más conforme el paso de los años.