Actualmente México se encuentra en un proceso de transición energética, donde las generación eléctrica a través de fuentes renovables representan apenas el 14% del mix energético.