La energía solar fotovoltaica se sigue posicionando como la opción más atractiva en materia de generación eléctrica por las condiciones óptimas con las que cuenta México en el 85% de su territorio, lo que se traduce en importantes inversiones en dicha industria.