Para 2018 se contempla una inversión de 6,600 millones de dólares provenientes de 34 empresas para la construcción de 52 nuevas centrales de generación eléctrica, que se prevé ayuden a cubrir hasta el 30% de la demanda eléctrica en México.