La temporada de lluvias representa, para muchos, una época de riesgos eléctricos en el hogar o en la oficina.